Vida a bordo

B.H. TOFIÑO (A-32) CAMPAÑA HIDROGRÁFICA

B.H. TOFIÑO (A-32) CAMPAÑA HIDROGRÁFICA
B.H. TOFIÑO (A-32) CAMPAÑA HIDROGRÁFICA
×
1 / 1
B.H. TOFIÑO (A-32) CAMPAÑA HIDROGRÁFICA

¡Bienvenidos de nuevo al Tofiño!

Os escribimos ya desde la Base Naval de la Carraca, donde hemos atracado esta mañana, tras tres días de tránsito, poniendo fin a una nueva campaña hidrográfica.

En estas últimas singladuras se ha llevado a cabo un calendario de ejercicios, enfocado en las áreas de navegación, maniobra, armas y seguridad interior, que permite mantener un elevado nivel de adiestramiento y preparación de la dotación.

Como anécdota, destacar que hemos tenido la suerte de coincidir con el submarino Tramontana en aguas costeras de Cartagena y hemos podido contemplar una maniobra de inmersión que nos dejó a todos sin habla. Es impresionante comprobar cómo se va sumergiendo poco a poco hasta perderse en la inmensidad del mar.

Ponemos de este modo fin a este monográfico que esperamos les haya servido para conocer un poco del trabajo y del personal del Tofiño. Han sido 60 días entre el Golfo de Cádiz y las aguas costeras de la isla de Mallorca, cumpliendo con nuestro cometido de adquirir los datos necesarios para la actualización de la cartografía náutica de la zona, función esencial para garantizar la seguridad en la navegación.

¡Un saludo y hasta la próxima!

¡Bienvenidos de nuevo al Tofiño!

Las últimas singladuras se han desarrollado en las inmediaciones de la isla de Cabrera. Por muchas navegaciones que uno haya realizado, no dejar de sorprender lo espectacular que puede llegar a ser trabajar en zonas como esta. Un paraje de una belleza increíble. Naturaleza en estado puro. Acantilados interminables, islotes que surgen de la nada y cuevas situadas en ensenadas perdidas.

Existe un pequeño puerto y un fondeadero en una de sus ensenadas. Personal de la Guardia Civil y del Ejército de Tierra, así como de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de las islas Baleares, velan por que se respeten las restricciones existentes en una Reserva Marina de estas características.

Esta noche, tras cinco semanas en aguas mallorquinas, está previsto que pongamos rumbo hacia la Base Naval de la Carraca, donde el buque tiene la base. De este modo, dará por concluida esta nueva campaña hidrográfica.

Se aprovechará el tránsito para realizar ejercicios de adiestramiento para mantener un elevado nivel de preparación, que permita poder afrontar con garantías cualquier tipo de incidencia.

¡Un saludo!

¡Buenos días!

Tras dos semanas intensas en la mar, hicimos una nueva parada en la Estación Naval de Porto Pi, para reponer víveres y combustible y “cargar pilas” para la última fase de la campaña.

Mi nombre es Mari Carmen Ruiz, soy marinero de la especialidad Maniobra y Navegación. Os escribo desde la Bahía de Pollensa, en la parte norte de la isla de Mallorca, donde continuamos con nuestra labor de actualizar la cartografía náutica de la zona.

Mientras navegamos, mis funciones principales son: llevar la caña de la manera más precisa posible, tomar datos relevantes, como la situación donde nos encontramos en la carta náutica o los datos meteorológicos. Esto se lleva a cabo cada hora. También participo en maniobras en cubierta y como patrón del bote hidrográfico cuando sondamos con ellos, o cuando es necesario trasladar a personal de la dotación que debe realizar trabajos en tierra mientras seguimos navegando. Estos trabajos suelen desarrollarse en puertos deportivos o zonas de costa, tomando datos topográficos y realizando mediciones.

Días atrás, hemos realizado un ejercicio de artificios pirotécnicos, el cual consistía en practicar lanzamiento de cohete con luz roja y lanzamiento con pistola de señales. Esto tendría que llevarse a cabo en caso de emergencia en la mar, con el fin de señalizar de forma visual la posición donde nos encontramos.

Soy Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y Deporte y tengo un Máster en Actividad Física y Salud. En mi tiempo libre, me gusta realizar deporte en cubierta o en el gimnasio, y cuando entramos en puerto, aprovecho para salir a correr tiradas más largas y para realizar ejercicios de pliometría o multisalto. También me gusta pasar tiempo charlando con los compañeros y viendo series en versión original para desconectar.

¡Saludos! ¡Hasta pronto!

¡Bienvenidos un día más a bordo del Tofiño!

Seguimos en las inmediaciones de la isla de Cabrera cumpliendo con nuestra misión de obtener los datos que posteriormente harán posible la actualización de la cartografía náutica de la zona.

Mi nombre es Francisco Javier Casado, soy Cabo de la especialidad de energía y propulsión y, entre otras cosas, llevo a bordo el destino de propulsión.

Mientras estamos navegando, compruebo el correcto funcionamiento de las plantas de osmosis para la producción de agua dulce, vigilo que todos los mantenimientos de los motores principales y auxiliares estén al día y, en caso de avería, intento solventarla.

Durante las vigilancias damos diversas rondas para controlar todas las temperaturas y presiones de los motores principales así como de los distintos aparatos auxiliares que componen la planta propulsora.

Cuando realizamos ejercicios de emergencia en la mar, mi labor es la de ser el jefe de grupo contra incendios y control de averías, estando al frente del personal que ataca la incidencia.

En mi tiempo libre suelo hacer deporte en la toldilla del barco y ver el futbol con mis compañeros. Gracias a estas cosas, la vida a bordo es más llevadera, aunque se hace un poco duro el estar fuera de casa.

¡Un saludo desde la mar!

¡Buenos días de nuevo desde el Tofiño!

Mi nombre es Héctor Martín, y soy el Oficial de Aprovisionamiento del barco.

Os escribo desde aguas mallorquinas, en uno de los paraísos naturales que tenemos en España; el Parque Nacional de Isla Cabrera.

Después de unos merecidos días de descanso atracados en la Estación Naval de Porto Pi, nos encontramos de nuevo en las aguas de este archipiélago, llevando a cabo nuestra razón de ser, la actualización de la cartografía náutica, que permitirá a los buques de cualquier parte del mundo navegar por estas aguas con seguridad.

Mi función en el día a día es ser el responsable de la gestión económica a bordo, lo cual conlleva desde la gestión de víveres y repuestos, hasta la justificación de los diferentes regímenes económicos de los integrantes de la dotación.

Pero es en la mar cuando puedo ejercer mi especialidad, la hidrografía. Navegando soy el Oficial de guardia en el puente de gobierno y mi principal responsabilidad es la navegación con seguridad, mientras realizamos nuestra labor hidrográfica, midiendo y analizando la profundidad del fondo en cada momento, con un sondador multihaz de grandes prestaciones.

Ocasionalmente, como ya os ha comentado algún compañero, también nos desplegamos en unas pequeñas embarcaciones auxiliares, que llamamos coloquialmente “los botes”. Hacemos uso de ellos cuando debemos realizar estas mediciones batimétricas en lugares con poca sonda para el barco, como por ejemplo, muy cerca de costa o dentro de los puertos deportivos.

Esta es mi segunda campaña en el Tofiño y pese a que el buque es relativamente pequeño, siempre hay que buscar espacio para el ocio, ya sea charlando con los compañeros en cubierta, leyendo en el comedor o viendo una película en la Cámara de Oficiales. Lo cierto es que, gracias al buen ambiente que hay en la dotación, se hace más llevadero el tiempo lejos de la familia.

Para finalizar, me gustaría destacar lo especial que es para un segoviano como yo, poder transmitiros una de las suertes de navegar, como es contemplar los atardeceres del Mediterráneo. Y como dice el dicho, una imagen vale más que mil palabras.

¡Nos vemos pronto!

ADIESTRAMIENTO


Buenos días desde las Islas Baleares!!!

Continuamos  en la mar llevando a cabo trabajos batimétricos para la continua actualización de la cartografía náutica, concretamente en la isla de Cabrera e islas adyacentes.

Mi nombre es Enrique, soy suboficial hidrógrafo a bordo del buque Tofiño. Mi día a día es, junto a mis compañeros del “Servicio de Hidrografía”, adquirir y procesar los datos batimétricos obtenidos con nuestros distintos sondadores, tanto a bordo del buque, como en los denominados “botes hidrográficos”, que portan equipos de adquisición portátiles paras las zonas de aguas  más someras, donde el buque no puede acceder por seguridad o por maniobrabilidad.

Cuando  las condiciones meteorológicas son favorables, estos botes se destacan, normalmente con la salida del sol y permanecen trabajando hasta el ocaso. Son duras jornadas de trabajo en una embarcación de pequeño porte con escaso espacio para trabajar, pero que realizan el trabajo más importante al obtener datos batimétricos de zonas pegadas a costa, donde es más relevante garantizar la seguridad en la navegación.

Cuando  no voy al bote, monto vigilancia en la conocida como “sala de dibujo y procesado”, revisando casi en tiempo real los datos adquiridos por el sondador del buque, para confirmar que estos son válidos y no existe ningún error. Estos errores son causados por distintos factores, como pueden ser la mala mar, un funcionamiento erróneo del sondador u otros derivados del perfil de la velocidad del sonido, etc. Una vez tenemos estos datos, generamos una superficie del fondo, en otras palabras obtenemos una imagen tridimensional del fondo marino, esta superficie es analizada y supervisada para localizar y corregir posibles errores antes de su entrega tras finalizar la campaña hidrográfica.

Esta  es mi primera campaña en el buque Tofiño, en el cual me encuentro muy a gusto, gracias a la ayuda de mis compañeros y al magnifico ambiente de trabajo que tenemos a bordo. Ellos han conseguido que me he adapte de una manera muy rápida.

En mi tiempo libre, me gusta realizar deporte, y entre el pequeño gimnasio del que disponemos y las posibilidades que ofrece la propia cubierta, os sorprenderían la variedad de ejercicios que se pueden llevar a cabo en tan “poco” espacio. También me gusta compartir tiempo en la “cámara de suboficiales” con mis compañeros, donde realizamos actividades de distinto tipo, como comer juntos,  ver una buena película o simplemente “charlar” sobre cómo nos ha ido el día.

Un  saludo desde el Mediterráneo!!!

 

 

 

 

ADIESTRAMIENTO


¡Bienvenidos otro día al Tofiño!

 

Seguimos nuestro tránsito hacia la Bahía de Palma, ya con mejores condiciones meteorológicas, que han permitido retomar la actividad normal de trabajos, mantenimientos, limpiezas y adiestramientos, esencial para mantener al buque en un nivel alto de preparación, que permita afrontar con garantías de éxito cualquier incidencia que pueda ocurrir a bordo, como una inundación, incendio, hombre al agua o fallo de gobierno.

 

Aun siendo tan importante en un barco, ¡no todo es adiestrarse! Y es que aprovechando que estamos en Semana Santa, con idea de no perder tradiciones culinarias, cierto personal del barco se ha prestado a realizar las típicas torrijas y pestiños, que de alguna manera, nos han acercado a nuestras casas estos días tan especiales.

 

La preparación se realiza en un ambiente muy distendido, lleno de compañerismo. Y como suele ocurrir con estos casos, ¡se ha tardado más tiempo en hacerlos que en comerlos! Excusa perfecta para ir al gimnasio y quemar las calorías de más.

 

¡Hasta la próxima!

ADIESTRAMIENTO


¡Buenos días!

 

Tras 17 días de mar, hicimos nuestra primera parada logística y de descanso en la zona franca de Cádiz.

 

El primer día en puerto suele ser bastante intenso, con carga de víveres, relleno de combustible y descarga de basuras que implica el trabajo de casi toda la dotación. A la finalización, dio comienzo el merecido descanso, después de unas jornadas de trabajo muy intensas.

 

La pandemia condiciona nuestras estancias en puerto, ya que el personal debe permanecer a bordo para minimizar el riesgo de contagio. Antes del comienzo de la campaña, cumplimentamos un protocolo sanitario que aseguraba convertirnos en una burbuja sin COVID-19. No obstante, se habilita en el muelle una zona acotada de acceso restringido alrededor del barco para hacer deporte o simplemente “estirar las piernas y oxigenar”.

 

Pasadas 48 horas en puerto, retomamos nuestra actividad en la mar, iniciando tránsito hacia las Islas Baleares. Concretamente arrumbamos hacia la isla de Mallorca, donde comenzaremos los trabajos de actualización de la cartografía náutica de la Bahía de Palma, Bahía de Pollensa y puertos deportivos de la cara de levante de la isla.

 

Está siendo un tránsito marcado por la meteorología, con vientos fuertes de levante en el Golfo de Cádiz, Estrecho de Gibraltar y Mar de Alborán. Este buque, como se suele decir, es un “marinero” y aguanta muy bien los estados de la mar duros, a pesar de sus más de 45 años de servicio.

 

Navegar en estas condiciones no es agradable, pero…. ¡Ninguna mar en calma hizo experto a un marinero!

 

 

VaB25MAR Tofiño

¡Bienvenidos un día más “al Tofiño”!

 

Mi nombre es Alicia y soy marinero de la especialidad Operaciones y Sistemas.

 

En 2010 estudié el Grado de Geografía y Gestión del territorio y posteriormente hice un Máster de Sistemas de Información Geográfica. Al ingresar en la Armada, tuve la suerte de venir a un buque donde poder poner en práctica parte de mis conocimientos. Mi destino es el puente de mando y mi función principal es actualizar las cartas náuticas mediante los “Avisos a los navegantes”, ya que, aunque contamos con cartas electrónicas, debemos llevar a bordo cartas de papel actualizadas de las zonas por las que vamos a trabajar.

 

El puente es también donde monto guardia navegando, junto con otro marinero, un cabo primero y un oficial. El buque lleva un régimen de 3 vigilancias de 6 horas cada una, en las que realizo cuatro funciones principales:

  • Manejar la caña mientras vamos realizando los trabajos de sonda;
  • Situar al buque en la carta náutica, realizando un registro del rumbo de buque, la velocidad del mismo y la demora y distancia a un punto notable de costa;
  • Rellenar un fichero de datos meteorológicos (dirección e intensidad del viento, presión, temperatura y estado de la mar entre otros).
  • Hacer de serviola, es decir, realizar una vigilancia visual para detectar otros buques, proporcionando seguridad en la navegación.

 

En cuanto a mi tiempo libre, suelo aprovecharlo para entrenar en cubierta, leer, y ver películas y charlar con mis compañeros en la camareta de marinería.

 

En breve realizaremos nuestra primera escala en puerto; mientras tanto, ¡un saludo desde la mar!

Documento sin título

¡Buenos días desde aguas barbateñas!


Mi nombre es Ángel y soy marinero hostelero a bordo del Buque Hidrográfico “Tofiño”. Como ya saben, el trabajo que realiza este barco es, en líneas generales, la actualización de la cartografía náutica.


Pero mi función es completamente diferente a bordo. Yo me encargo de que aquí, se coma bien.

Mi puesto de trabajo está en la cocina y soy uno de los cinco miembros de la dotación encargados de preparar los menús diarios que alimentan a las cincuenta personas que trabajamos a bordo.

Dentro de la cocina, la jefa distribuye el trabajo por platos. Cada miembro del equipo de cocina se encarga de la preparación de un plato, ayudando al resto de compañeros. Mi función principal es encargarme de la plancha, aunque soy especialista preparando arroces y algún plato de comida india.


Nos organizamos el trabajo de modo que a las 1300 horas, las líneas de los comedores estén abiertas y los platos preparados, para que la dotación empiece a comer. Una vez ha terminado el turno de la comida, que suele ser sobre 1430 horas, recogemos y limpiamos todos los utensilios de cocina y dejamos todo listo para el turno de la cena, que empieza a las 19 horas. Al finalizar repetimos el procedimiento. También me encargo de la preparación del desayuno, para empezar el día con buen pie. Y no menos importante, la preparación del “refuerzo”, que es un tentempié para el personal que monta guardia por la noche.


En mi tiempo libre, si no estoy muy cansado, me gusta hacer bicicleta estática y pesas en el gimnasio, charlar con los compañeros en el combés y, si es posible, echar la caña de vez en cuando.

    

Este sitio web está gestionado por la Armada Española y utiliza cookies propias y/o de terceros para la publicación de contenidos web a través de la recolección de información de los datos personales de tipo: idioma de presentacion, si el usuario está en una nueva sesión o visita, distinguir usuarios y sesiones, procedencia web.

Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee.

Si pulsa el botón "aceptar cookies", se considera que acepta su uso. Encontrará más información, incluida información sobre cómo configurar las cookies, en nuestra Política de Cookies.

Aceptar seleccionadas Política de cookies