RSS - Bitácora y Vida A Bordo de las Actividades Destacadas de La Armada - https://armada.defensa.gob.es/ http://www.armada.mde.es Bitácora y Vida A Bordo de las Actividades Destacadas de La Armada. es-es http://www.armada.mde.es <![CDATA[ Cuaderno de bitácora / 2024-02-22 / Bitácora ]]>

Comienza la singladura navegando en el mar de Hoces en demanda del puerto de Punta Arenas.

Finalmente, el vuelo que esperábamos pudo llegar el día 17 a primer hora por lo que, despedimos a algunos de los científicos del primer proyecto que desembarcaban ya y posteriormente nos dirigimos a isla Decepción para hacer un traslado de personal. Al finalizar, pusimos rumbo hacia el mar de Hoces para iniciar, por fin, nuestro tránsito al tan esperado puerto. Esta vez, hemos tenido –sorprendentemente- un cruce con unas muy buenas condiciones meteorológicas.

Hoy, a media tarde, tras pasar el Cabo de Hornos, a la altura del paso Picton, embarcamos a los dos prácticos de la Armada de Chile que van a acompañarnos hasta nuestra entrada en Punta Arenas. Sobre las 21h30, cruzamos el paso de Mackinlay (igual que cuando recalamos en Ushuaia) pero esta vez, seguimos. Los más veteranos del lugar dicen que el paso de los canales patagónicos deja unos paisajes espectaculares de ver, esperemos mañana tener suerte con el día y poder disfrutarlos. Por último, el último tramo de la derrota consistirá en remontar parte del conocido estrecho de Magallanes. 

En puerto, además de aprovechar para descansar, realizar carga de material/víveres/combustible, etc., hemos organizado una excursión al parque natural de las Torres del Paine que, aunque está a unas 4h de distancia en autobús, es uno de los sitios imprescindibles que visitar.

Rinde la singladura sin más novedad.

]]>
<![CDATA[ Vida a bordo / 2024-02-21 / Vida a Bordo ]]>

Recién salidos los primero rayos del sol, nos hemos levantado para dar la bienvenida a un día más en la mar. Desde esta mañana, las olas han estado golpeando continuamente el casco del barco por nuestra banda de estribor, incluso las más altas de estas han logrado saltar sobre la cubierta bañando con agua salada a aquellos que se decidieron a madrugar para hacer deporte en el alcázar. No obstante, gracias a nuestra Señora del Carmen el oleaje ha ido bajando de intensidad a lo largo del día, aunque mi atrevida inconsciencia tienda siempre a querer una mar embravecida.

Tras una mañana de estudio en la cámara de guardiamarinas, nos ha llegado una de las mejores novedades que podrían habérsenos presentado: el arreglo de la amasadora. Por fin y de vuelta como en los primeros días de navegación, vuelve a abundar el pan. Y así ha quedado de manifiesto en la hora del bocadillo, cuando unas cantidades muy generosas de pan con jamón han tocado para cada uno.

Mientras que el grupo A de clases acudía a un seminario de la asignatura del CUD, el resto de grupos ha asistido a las clases de deporte bajo una buena solana, que para los que nos habíamos cortado el pelo exageradamente la noche anterior, ha acabado en una lección personal sobre la importancia de usar crema solar con el pelo rasurado.

El resto del día ha transcurrido con total normalidad, entrelazando las guardias, estudios y clases propias del horario. Así hasta fin de actividades, aprovechando desde entonces al máximo el poco tiempo libre para hacer deporte, estudiar el examen de Operaciones Anfibias que tenemos mañana los Infantes o asistir a la Misa diaria.

Bajo un cielo parcialmente estrellado por la influencia de las nubes, y una impresionante luna gibosa creciente, hemos despedido este martes 20 con un animado concierto en cubierta. Son enormes las ganas de llegar a Santo Domingo, y solamente pensar en la huella que nuestros compatriotas hace 500 años tuvieron a bien en dejar en la isla hace de nuestra singladura una buena oportunidad, entre otras tantas cosas, de enorgullecernos de nuestro pasado.

Quiero aprovechar y a título personal enviar un abrazo muy fuerte a mis padres, hermanos, abuelos, tíos y primos. Mis padres suelen preguntarme siempre por cuándo escribiré en este apartado, y aquí está por fin. Hermanos, me acuerdo mucho de vosotros, ojalá estuvierais aquí para vivir esta aventura conmigo.

En la mar, a bordo del B. E. “Juan Sebastián de Elcano”, a 21 de febrero del 2024, 

El GM1º Pablo Linares Goenaga.

]]>
<![CDATA[ Vida a bordo / 2024-02-19 / Vida a Bordo ]]>

Domingo día 18 de Febrero, es el primer domingo en la mar en nuestro tránsito hacia la capital de República Dominicana, Santo Domingo.

Los domingos la diana es media hora más tarde y en el desayuno se nos ofrece, además de lo de todos los días, chocolate con churros, los cuales son recibidos con ojos voraces y agradecidos, es una costumbre que a los guardiamarinas nos empieza a gustar.

En el día de hoy hemos disfrutado de unas actividades en cubierta un tanto inestables, ya que la mar estaba considerablemente brava y dificultaba su desarrollo. No obstante, no logró quebrantar la voluntad de hacer deporte de la dotación.

El sacrificio de la santa misa tuvo lugar en la cámara de guardiamarinas, estuvo caracterizado por el comienzo de la cuaresma, lo que es para los creyentes un gran momento de reflexión, y esta vez, los guardiamarinas de la 426-156 lo harán embarcados en un viaje a miles de millas náuticas de aquel lugar en el que lo llevan haciendo toda su vida.

Desgraciadamente no se puede realizar la comida en cubierta característica de los domingos en la mar debido a las condiciones meteorológicas, la cual los guardiamarinas esperaban con anhelo, no obstante la minuta, como de costumbre, era de felicitación, pues pudimos degustar una gran paella y un delicioso solomillo con patatas. Para sorpresa de los guardiamarinas también se habían embarcado mangos, lo que causó un revuelo importante cuando estos fueron presentados en la repostería.

Se trata de un día tranquilo en el que los guardiamarinas estudian, aprovechan para reunirse alrededor de una pantalla para ver algún partido de fútbol con algún que otro tentempié, ven películas, hacen deporte, y disfrutan de la compañía de los unos con los otros cogiendo fuerzas para un nuevo inicio de semana.

Por último, cabe destacar que el teléfono satélite nunca descansa en la cámara de guardiamarinas, lo cual es muestra de que es un día en el que los alumnos aprovechan para contactar con sus seres queridos y dar novedades del grandioso viaje por el mundo del que son partícipes.

De parte de un guardiamarina sentado en la cámara de guardiamarinas a las 01.00 horas, en la vastedad del océano atlántico mientras el oleaje azota con fiereza los ojos de buey.

En la mar, a bordo del B. E. “Juan Sebastián de Elcano”, a 19 de febrero del 2024,

El GM1º Javier Placer Martínez.

]]>
<![CDATA[ Cuaderno de bitácora / 2024-02-17 / Bitácora ]]>

Comienza la singladura fondeados en isla Rey Jorge, concretamente en Bahía Fildes.

Tras conocer la noticia de que el vuelo que estamos esperando que llegue al aeropuerto de Rey Jorge se ha cancelado por causas meteorológicas, hemos fondeado aquí cerca para esperar su llegada. En el vuelo debe irse personal científico que tenemos a bordo, dando así por finalizada su campaña antártica y a su vez recoger a otro personal del siguiente proyecto.

Durante el sábado hemos aprovechado para organizar dos turnos de excursión, uno por la mañana y otro por la tarde, la verdad que hemos agradecido poder bajar a dar un paseo. Aquí hay numerosas bases de diferentes países (Chile, Rusia, China,…) y en cuanto nuestros amigos los chilenos se han enterado de que estábamos por la zona, nos han invitado a su base a tomar un café y nos han dado una visita, contándonos alguna anécdota y un poco de la historia de la base.

El domingo lo hemos pasado fondeados también, a la espera de la llegada del vuelo que se prevé el lunes a primera hora. Estos retrasos implican que vamos a llegar unos días más tarde a nuestra escala en Punta Arenas. Hoy, continuando con la tradición, el Segundo, algunos miembros de la dotación y algunos científicos se han encargado de hacer el menú para que el personal de cocina pudiese descansar durante la mañana.

Con esto ponemos fin al fin de semana y, por tanto, a la quinta semana desde que salimos de Ushuaia, ya tenemos muchas ganas de llegar al siguiente puerto.

Rinde la singladura sin más novedad.

 

]]>
<![CDATA[ Vida a bordo / 2024-02-17 / Vida a Bordo ]]>

Comienza una nueva singladura a bordo de nuestro embajador y navegante B. E. “Juan Sebastián de Elcano”, navegando por aguas del Océano Atlántico en demanda de Santo Domingo.

Dejamos atrás un gran puerto del cual hemos disfrutado todos y cada uno de nosotros y volvemos a coger la rutina del día a día. Empezamos de nuevo con las guardias de mar y retomamos clases.

El buen tiempo parece que se mantiene y aprovechamos cada minuto libre para salir a cubierta y mantener el moreno para el siguiente puerto, así como también aprovechar el gimnasio del que disponemos para mantenernos en forma. La comida que nos hace el cocinero es de restaurante con estrella Michelin, pero como digo, obligada la hora de deporte diaria para que esta no pase factura.

Hoy no ha habido concierto por una maravillosa razón, los GGMM de la tercera vigilancia nos han regalado un momento especial. Nos hemos reunido toda la brigada en la cámara para ver el tan esperado y tradicional Telecano, el cual, sin ningún tipo de duda, ha estado genial. Especial mención al GM1º Almansa Jiménez y al GM1º Márquez Franco por su excelente actuación de Oscar. Esto consiste en que cada vigilancia realiza un video entrevistando a la dotación del buque. De cada vigilancia depende el nivel de humor que le quieran dar.

Me despido acordándome mucho de mi familia, amigos y seres queridos que  siguen con mucha ilusión este Crucero. Mención especial a mi hermano Juan Martín al cual le mando un abrazo enorme. De igual manera saludar a los padres del GM1º Luque García y a la familia del GM1º Peláez Gómez, que en estos momentos se encuentra realizando funciones de guardia de interior.

A todos ellos, muchas gracias por vuestro apoyo desde territorio nacional.

En la mar, a bordo del B. E. “Juan Sebastián de Elcano”, a 17 de febrero de 2024, 

GM1º Martín Rojas.

]]>
<![CDATA[ Cuaderno de bitácora / 2024-02-14 / Bitácora ]]>

Comienza la singladura navegando en demanda de isla Decepción con viento bonancible moderado, mar marejada, cielo cubierto y buena visibilidad.

El primer proyecto científico de la Campaña, el proyecto “PENANT” prácticamente ha llegado a su fin, por lo que estos días vamos a estar dando apoyo a las bases y realizando transportes logísticos y de personal.

Durante la tarde y noche de ayer estuvimos en isla Livingston, en el campamento Byers ya que, tras más de un mes, hemos procedido a su cierre hasta el año que viene y hemos recogido al personal científico que se encontraba allí. Al finalizar, hemos puesto rumbo a la base Gabriel de Castilla para hacer un desembarco/embarque de personal, recogida de residuos y material científico y entrega de combustible.

A media mañana, hemos navegado hasta la base Juan Carlos I, dónde hemos fondeado. Debido a las condiciones meteorológicas, en concreto, por el estado de la mar, no hemos podido llevar a cabo los movimientos de personal y material mediante la embarcación y por tanto, hemos permanecido fondeados toda la noche.

Hoy, San Valentín, día del amor y la afectividad, todos echamos de menos – aunque no solo hoy - a las parejas, familiares y amigos. Sois uno de los pilares fundamentales de nuestro día a día, de nuestra motivación y de nuestro trabajo, gracias por apoyarnos siempre, incluso estando a tantos kilómetros y por hacernos sentir más cerca de casa.

Rinde la singladura sin más novedad.

]]>
<![CDATA[ Vida a bordo / 2024-02-13 / Vida a Bordo ]]>

Hoy me gustaría compartir en primera persona, lo que para mí es un día de trabajo en la mar en el BAC Cantabria.

Mi día comienza a las 6:30 de la mañana, hora a la que mi función como repostero de Oficiales, comienza con el indispensable montaje del desayuno, que abarca desde bollería variada (horneada por los panaderos del buque) y embutido hasta salmón y tostadas. Después de finalizar el reparto, tanto yo como mi compañero repostero nos organizamos para efectuar las limpiezas de la zona de responsabilidad que le atañen a cada uno.

Más tarde y con un pequeño descanso de por medio, pasamos al reparto del bocadillo, una tradición de algunos buques de la Armada, dónde durante media hora al día se reparten bocadillos variados para garantizar el alto rendimiento de toda la dotación, en las horas de la mañana que quedan por delante. Finalizado éste, procedemos con el montaje de la línea del comedor para el reparto de la comida. Habitualmente por la tarde entre las 15:00-18:00 solemos tener tiempo libre para desarrollar otro tipo de actividades, así sea ir al gimnasio, como estudiar o charlas con los compañeros mientras jugamos a las cartas.

Una vez finalizado el tiempo de descanso a las 19:00 trabajamos de nuevo en el reparto de la comida. Después la brigada reúne fuerzas para dejar tanto la cocina y la línea del comedor, como reposterías en perfecto estado de policía para poder dar paso a un nuevo día de forma óptima en nuestra zona de operaciones en la mar.

En la mar, a bordo del BAC “Cantabria”, a 13 de febrero de 2024,

el marinero Alejandro Aneiros.

]]>
<![CDATA[ Cuaderno de bitácora / 2024-02-11 / Bitácora ]]>

Hacía unos días que no me pasaba por aquí…

El jueves pasado, tuvo lugar a bordo el concurso de disfraces de Carnaval junto con la barbacoa en cubierta de vuelo organizada por el personal científico, pudimos aprovechar y disfrutar del maravilloso día que hizo. En cuanto al concurso, prácticamente todo el mundo participó y, personalmente, me sorprendió mucho la gran imaginación de todos para, con pocas cosas, crear disfraces muy currados. Empezando por los ganadores, el personal de UTM (merecidísimo) que se disfrazaron de “Gypsy queen’s Antárticos” y, no solo eso, compusieron hasta dos canciones que se aprendieron de memoria y tocaron acompañados de un cajón improvisado y una guitarra. Otros se disfrazaron de vaqueros, abejas, Barbies, súper héroes,…

Además, el mismo jueves, desembarcamos durante unas horas a tres miembros gallegos de la dotación para que pudiesen ejercer el derecho al voto en las elecciones del Parlamento Gallego. Me parece impresionante que se desplace un responsable hasta aquí, a miles de kilómetros de España, para que podamos votar por correo desde fuera de España, algunos podrán decir que ¡han votado desde la Antártida!

Posteriormente, navegamos de nuevo hacia el norte de isla Livingston, en el mar de Hoces, donde estamos actualmente, realizando pasadas de nuevo con el equipo de sísmica.

Por otro lado, son muy pocos – en torno a 5 - los que permanecen vivos en el Cluedo y el juego se había quedado un poco “estancado”. Por ello, ayer, se recogieron las cartas, se mezclaron y se repartieron de nuevo… Tras una gran dosis de competitividad, alianzas y alguna que otra enemistad, esto está muy próximo a finalizar, ¡a ver quien gana!

Prácticamente ha pasado un mes desde nuestra salida de Ushuaia y quedan únicamente 10 días para llegar al siguiente puerto (Punta Arenas), dónde está previsto que recalemos desde el 21 de febrero hasta el 25, cuando daremos comienzo al segundo proyecto científico de la Campaña.

Rinde la singladura sin más novedad.

]]>
<![CDATA[ Vida a bordo / 2024-02-09 / Vida a Bordo ]]>

Comienza el decimoctavo día de esta travesía a través del Atlántico con el chifle que nos da diana. Cada vez que salimos por la mañana a cubierta notamos que hace un poco más de calor que el día anterior, es buena señal, nos estamos acercando a nuestro destino.

Hoy se nota que estamos más nerviosos, tenemos nuestro primer examen del grado de Ingeniería a bordo, aunque personalmente pienso que los nervios son más bien fruto de las ganas que tenemos de llegar a Fortaleza y disfrutar del puerto.

Durante la mañana de hoy, una vez pasado el examen, solo se escuchaban comentarios acerca de nuestros planes para este segundo puerto, que esperamos con muchas ganas al tratarse del primer puerto fuera de España.

A las 16.00 horas continuamos actividades con un par de clases y después de estas seguimos disfrutando del tiempo libre, algunos leen, otros entrenan y otros preparan conferencias que tendrán que exponer en el tránsito entre Fortaleza y Santo Domingo.

A las 18.30 horas se toca oración señalando el ocaso de este día 9 de febrero de 2024, pero esto no quiere decir que las actividades cesen, hoy al ser viernes podremos disfrutar de una noche de cine en cubierta.

Concluye así este día en medio de las aguas del Atlántico ya cada vez más cerca de la costa del continente americano.

Quiero mandar un abrazo a toda mi familia, amigos y a mi novia, no os preocupéis, estamos bien y disfrutando de esta increíble experiencia.

En la mar, a bordo del B. E. “Juan Sebastián de Elcano”, a 9 de febrero de 2024,

El GM1º Daniel Bartolomé Gil.

]]>
<![CDATA[ Cuaderno de bitácora / 2024-02-07 / Bitácora ]]>

Comienza la singladura con viento flojo del NW, mar marejadilla, cielo parcialmente cubierto y buena visibilidad. Estos días hemos permanecido en el estrecho de Bransfield resguardados del fuerte temporal que azotaba la península Antártica con vientos de hasta 70 nudos. Allí, hemos estado realizando pasadas con la ecosonda “TOPAS” que es un perfilador sísmico y permite efectuar perfiles de alta resolución del subsuelo.

Por la tarde, hemos iniciado el tránsito hasta la base chilena “Arturo Prat” en isla Greenwich. Al llegar, hemos recogido a personal científico chileno junto con su material para trasladarlos hasta el aeropuerto en isla Rey Jorge y que pudiesen coger el vuelo que salía por la mañana. Este, es uno de los muchos ejemplos de la gran cooperación que existe entre países cada día aquí en la Antártida. 

En cuanto al juego que tiene en vilo a todo el barco (el Cluedo Hespérides), todavía no ha acabado. El primer día “murieron” prácticamente la mitad de los participantes pero algunos, tras tres días, todavía se resisten. Este juego nos ha regalado grandes momentos y, además, ha sacado la parte más competitiva de muchos de nosotros.

Mañana, tendrá lugar con motivo del concurso de disfraces de Carnaval, una barbacoa en cubierta. Después de mucho ingeniárselas algunos, se esperan grandes muestras de originalidad y, sobretodo, muchas muchas risas.

Rinde la singladura sin más novedad.

]]>
<![CDATA[ Vida a bordo / 2024-02-06 / Vida a Bordo ]]>

Comienza el decimoquinto día de navegación en demanda del puerto de Fortaleza (Brasil), a únicamente cinco días para nuestra llegada a puerto.  

El día comenzó con normalidad tras el chifle de la diana, y después de la correspondiente ducha y afeitado matutino, desayunamos en nuestra cámara de GGMM. Tras un breve respiro en la cubierta, nos dirigimos de vuelta a la cámara para recibir las clases programadas durante la mañana.

Tras tres intensas horas de explicación de nuestro docente el Sr. Rodríguez, sonaría el chifle de maniobra general, acudiendo todos los GGMM al sollado para ponernos la uniformidad correspondiente con el arnés de seguridad.

Una vez dadas las novedades, se harías dos viradas por redondo para el adiestramiento de dotación y de GGMM tomando la voz en puente, función que desempeñaron con brillantez los GM1 Andrés Ayán y GM1 Javier Guitart.

Tras la comida y el deporte diario, comenzarían las clases de la tarde sin novedad hasta las 1730. Finalizaría el día tras el espectacular concierto nocturno, retirándonos a descansar hasta los respectivos puntos nocturnos que nos toque montar a cada vigilancia.

Me despido terminando con un gran abrazo a mis padres, hermanas, amigos y familiares que se acuerdan de mí en estos momentos.

En la mar, a bordo del B. E. “Juan Sebastián de Elcano”, a 6 de febrero de 2024,

El GM1 Rodrigo García Gregori.

]]>
<![CDATA[ Vida a bordo / 2024-02-05 / Vida a Bordo ]]>

Un día más, arranca una nueva semana a bordo de nuestro nuevo hogar durante los siguientes 5 meses, el buque-escuela Juan Sebastián de Elcano.

El lunes comienza con el toque de chifle acompañado de la voz ´´Diana, diana, arranchado de sollados y aseo de personal´´, arrancando con una buena ducha  y un buen afeitado para empezar con buen pie.

Ya a las 0800 el sol ilumina con fuerza toda la cubierta, llegando a dar incluso sensaciones de calor a tan tempranas horas de la mañana, cosa que en la escuela se llega a echar de menos, al menos a los de Cádiz sí que nos pesa más que a los que frecuentan el norte.

A primera hora, un laboratorio de empresa con Don Javier, nuestro docente del CUD, el cual pone día sí y día también su máximo empeño en dar las clases de una forma emocionante y siempre con una sonrisa para amenizar el proceso de aprendizaje de la ingeniería.

Luego de esto, una intensa, pero realmente productiva clase de deporte supervisada por el Capitán de Infantería de Marina Pato, y dirigida por el GM1º Luaces, en la cual realizamos diversos ejercicios en cubierta, como flexiones, sentadillas, abdominales o elevaciones de gemelos, con la finalidad principal de, a mayores de completar aún más nuestro adiestramiento, mantener nuestra forma física a bordo.

Posteriormente, vuelve a sonar el chifle tocando esta vez maniobra general. Esto consiste en llamar a cada uno a un puesto previamente asignado y maniobrar las velas según convenga para sacar el máximo partido al viento.

Al terminar, el día continúa de manera tranquila con horas de estudio para ir avanzando en nuestros trabajos y exámenes. Así termina otro día navegando proa a Fortaleza con ilusión y ganas.

Me despido terminando con un enorme beso a mis padres, hermanos, a mi novia, a stitch y a mi perro.

En la mar, a bordo del B. E. “Juan Sebastián de Elcano”, a 5 de febrero de 2024,

El GM1 Arturo Palomino Díaz.

]]>
<![CDATA[ Cuaderno de bitácora / 2024-02-04 / Bitácora ]]>

Comienza la singladura navegando en tránsito en demanda de otro de los puntos de muestreo del mar de Hoces, al norte de isla Livingston.

Hace ya más de tres semanas desde nuestra salida de Ushuaia, como os conté, la rutina reina en el día a día, por ello, hay que aprovechar los fines de semana para hacer actividades un poco diferentes y que la moral de toda la dotación siga como hasta ahora.

Hoy, domingo, hemos inaugurado el “bingo Hespérides”. Tras una tarde de manualidades de recorte y plastificado de los cartones, a las 18h ha dado lugar el primer bingo a bordo. Se ha repartido un cartón a todo aquel que desease jugar y, por órdenes generales se han ido “cantando” los números. Los premios consistían en merchandising del buque, camisetas, llaveros, gorros y tazas entre otros. Los ganadores, debían contactar con el puente y subir para realizar la comprobación. En alguna ocasión ha habido empate, conflicto que se ha tenido que resolver por el tradicional juego “piedra-papel-tijera”.

Además, mañana, da comienzo también el “Cluedo Hespérides” que durará hasta nuestra llegada a Punta Arenas el día 21. Para este juego, se han creado tres tipos de tarjetas igual al número de participantes apuntados y cada uno dispondrá de una de cada. Estas tarjetas consisten en “armas”, “lugar” y “victima”. El objetivo del juego es ser el último en permanecer “vivo” y, para ello, deberás “matar” a tu victima encontrándote con ella en el lugar indicado y con el arma homicida en mano. ¡Os podéis imaginar las situaciones que van a darse! Las armas homicidas van desde gomas de borrar, lapiceros, cuchillas de afeitar, gorras,… todo lo que os podáis imaginar. Encima, debes encontrarte con tu “victima” en el lugar indicado, que a lo mejor lo frecuenta mucho o… nada. ¡Que empiece el juego!

Rinde la singladura sin más novedad.

]]>
<![CDATA[ Vida a bordo / 2024-02-03 / Vida a Bordo ]]>

Comienza una nueva singladura a bordo del B/E Juan Sebastián de Elcano, navegando en aguas del Océano Atlántico en demanda del siguiente puerto: Fortaleza, Brasil.

El día de hoy es de especial relevancia para los guardiamarinas y aquellos miembros de nuestra dotación que aún no han cruzado el ecuador, pues hoy celebramos la fiesta de Neptuno, o en nuestro caso, Neptuna.

La dotación del buque se despierta al sonar de la música que toca nuestra banda, la cual va de sollado en sollado animando a la gente desde temprano. Tras un buen desayuno reforzado elaborado por nuestro excelente personal de cocina, comienzan los preparativos para recibir a la diosa Neptuna.

La dotación al completo se reúne en el alcázar para el recibimiento, Neptuna toma el mando del buque acompañada por sus ninfas y se da por inaugurada la ceremonia. Durante el día realizamos varios juegos en los cuales participa toda la dotación, con una victoria clara para los guardiamarinas.

Luego llegó el momento que todos esperábamos, el bautizo de los neófitos, Neptuna no permitirá que crucemos sus mares sin antes darle algo a cambio, un buen mechón de pelo, alguno más largo que otro.

Ponemos fin a un día que nosotros los neófitos no olvidaremos nunca, o eso espero. Gracias a todo el personal del buque que puso de su parte para que esta tradición siga adelante.

Aprovecho para mandarle un beso a mi familia y en especial a mi madre, que sé que está deseando que sea yo quien escriba este diario. 

En la mar, a bordo del B. E. “Juan Sebastián de Elcano”, a 3 de febrero de 2024.

El GM1º Thomas Waggott Suárez.

]]>
<![CDATA[ Vida a bordo / 2024-02-02 / Vida a Bordo ]]>

07:00 - (toque de chifle) ¡Diana, diana! Comienza un nuevo día a bordo con un bonito y cálido amanecer en aguas del Atlántico.

En las clases del día de hoy, se ha empezado a rumorear ya acerca de los primeros exámenes, que tendremos el próximo viernes. Ese día está previsto que nos examinemos de la asignatura de empresa (la del CUD) y de meteorología. Dos exámenes el mismo día… Tranquila mamá, que ya hoy me pongo a tope con ellos.

Muchos, o mejor dicho muchas, están aprovechando las bajas latitudes para salir a cubierta en los huecos libres y recibir una buena dosis de luz solar. Además, muchos otros se ejercitan a todas horas en cubierta. Se nota que vamos a zonas caribeñas en febrero, la operación bikini más temprana del año se vive a bordo de Elcano.

El chascarrillo del día de hoy entre nosotros ha sido la especial cita que tenemos los neófitos mañana. Ilusionados, aunque alguno que otro preocupado por su integridad capilar, esperamos con ansia la visita de la reina Neptuna y quedar liberados de nuestro tributo.

¡Ha llegado el paje de S.M la reina Neptuna! A las 20:45 hora local del barco, 22:45 hora peninsular, presenciamos la majestuosa llegada del paje que nos anuncia la no muy lejana aparición de la reina Neptuna a bordo. Colgando del palo trinquete entre una de las innumerables drizas que afirman al propao de este, embarcaba a bordo del B.E Juan Sebastián de Elcano.

Leyó las órdenes que tenía de S.M. en relación a los acaecimientos que nos esperan en el día de mañana. El barco debe prepararse para tan especial y deseada visita y así lo dejó reflejado por medio de la lectura del horario que seguiremos en la ceremonia del cruce del ecuador. Además, el paje nos avisa a los neófitos de que deberemos pagar tributo a S.M. la reina Neptuna en el paso por su reino. ¡Esperamos ansiosos su llegada Majestad!

Tras la retirada del visitante del día de hoy, comienza el Bingo, con multitud de premios repartidos entre dotación y alumnos.

¡Han cantado línea!

De esta manera, concluye otro día más navegando a vela en demanda de Fortaleza.

Aprovecho para mandar un cariñoso abrazo a familiares y amigos, de quienes nos acordamos cada día.

En la mar, a bordo del B. E. “Juan Sebastián de Elcano”, a 2 de febrero de 2024,

El GM1 Álvaro Tortosa Montalvo.

]]>
<![CDATA[ Cuaderno de bitácora / 2024-02-01 / Bitácora ]]>

Comienza la singladura navegando en tránsito desde el estrecho de Bransfield hasta el mar de Hoces, al norte de isla Livingston para realizar otras mediciones.

A las 11h, ha tenido lugar una conferencia sobre la flotilla de submarinos, impartida por el Segundo Comandante que la conoce de primera mano tras haber realizado la especialidad y haber estado destinado unos cuantos años en submarinos. La finalidad principal es dar a conocer al personal científico un poco más sobre nosotros y sobre nuestro mundo militar. Hoy, ha sido contándoles las increíbles capacidades y misiones del arma submarina y que, además, tenemos la gran suerte como país y ejército de poder contar con ellas. Por otro lado, no solo eso, con la construcción del S-80 nos hemos posicionado como uno de los muy pocos países que tienen también la capacidad de construcción.

Tras la charla, algunos nos hemos dirigido a castillo para realizar el tradicional pintado del alavante. La tradición manda pintarlo de rojo cuando se cruza el ecuador y de azul cuando cruzamos latitudes polares, en este caso 60º S, siendo casi el único buque de la Armada en pintarlo de azul. Lo cierto es que, hace ya tiempo que hemos pasado pero hemos ido posponiéndolo debido a la meteo y hoy, hemos aprovechado el buen día que hacía para hacerlo.

Rinde la singladura sin más novedad.

]]>
<![CDATA[ Cuaderno de bitácora / 2024-01-30 / Bitácora ]]>

Durante la mañana se lleva a cabo la maniobra de recogida del equipo de sísmica, dando por finalizadas la toma de muestras tras más de dos semanas barriendo en forma de cuadricula la zona norte de isla Livingston.

Tras ello, iniciamos el tránsito hacia la base Juan Carlos I a la que llegamos por la noche para realizar un transporte logístico.

Sobre las 21h30 ponemos rumbo a una nueva zona, el estrecho de Bransfield, situado al sur de isla Livingston e isla Decepción,  donde vamos a recoger diferentes muestras con los equipos denominados “CTD”, “Box-corer” y “Gravity core”.

El CTD consiste en una estructura de forma circular compuesta por 24 botellas que pueden muestrear porciones de agua a distintas profundidades para determinar diferentes parámetros físico-químicos como la temperatura, salinidad, CO2 u organismos (por ejemplo el fitoplancton). En cuanto al Box-corer es una draga que permite obtener una columna de sedimentos con muy poco grado de mezcla o perturbación, de forma que preserva la estructura original de la muestra. Por último, el Gravity Core es una cabeza cilíndrica de gran peso (500 kg) con una lanza de acero que contiene un tubo interior para la toma de muestras, utilizando como su nombre indica, la fuerza de gravedad para penetrar en el sedimento marino.

El personal de cubierta junto con el de la UTM son los encargados de dar estas maniobras según los procedimientos y siempre con la máxima seguridad. Para ello, el buque debe estar prácticamente parado (dando menos de un nudo) y en la misma posición (determinada por los científicos dónde desean obtener muestras). Al ser imposible fondear en estas sondas, esto se consigue realizando lo que llamamos como “estacionario”. Este barco, dispone de una hélice que mueve dos palas y mediante un joystick podemos variar el ángulo de ataque de las palas, consiguiendo con propulsión avante, ir en cualquier dirección, incluso hacia atrás. Por tanto, para mantenerse en la misma posición, se debe contrarrestar la tendencia que tenga el barco marcada por la corriente y el abatimiento.

Rinde la singladura sin más novedad.

 

]]>
<![CDATA[ Vida a bordo / 2024-01-30 / Vida a Bordo ]]>

Continuamos navegando en demanda de Fortaleza, siguiendo con nuestra derrota a rumbo suroeste, hoy nuestra situación se encuentra a la altura de Cabo Verde.

El día ha estado marcado por las clases, donde el profesor de la universidad intenta inculcarnos de una forma cercana los secretos de la gestión empresarial. También varios compañeros nos han expuesto cómo será el tránsito, además del tipo de fauna que podemos encontrar a lo largo de la travesía, en su mayoría cetáceos como la ballena azul o la orca pigmea, de los que realizamos un seguimiento y llevamos un registro, para luego trasladar esa información al Instituto Hidrográfico de la Marina, imitando así a tantos marinos ilustres quienes además de grandes guerreros eran también los científicos más importantes de la época.

A media mañana, justo después de la hora del bocadillo, nos hemos desahogado en una hora de deporte en cubierta donde hemos disfrutado de un espectáculo de peces voladores. Justo antes de la hora de la comida hemos tenido la clase de historia naval, donde todos hemos escuchado atentos al pater, nuestro profesor, la lección del día que trataba de los Reyes Católicos y de Colón.

Tras la clase de historia, fuimos todos a por nuestro sextante para medir la altura que tiene el sol a la hora de la meridiana, hora de la altura máxima y que cambia cada día, para conseguir así una situación certera. A pesar de contar con numerosos equipos que indican nuestra situación GPS, como Oficiales de la Armada debemos de estar preparados para cualquier inconveniente que pueda surgir, es por ello que seguimos empleando el método que desde tiempos muy antiguos se lleva usando y es además el más preciso a bordo. También se hace el mismo procedimiento con estrellas en la hora del crepúsculo vespertino, que es justo después del ocaso.

A media tarde se ha tocado maniobra general, momento en el que hemos realizado una virada por redondo. Esto consiste en cambiar las bandas de sotavento y barlovento pasando el viento por la popa. Estos momentos están marcados por el compañerismo, pues es  la potencia humana la que hace posible realizar dichas maniobras, cuando diez personas tiran de un cabo para conseguir ganar la virada. A la voz de “Afirma barlovento y aclara maniobra” la alegría se desata, dando por concluida la maniobra de forma exitosa. Al finalizar la maniobra general, tuvo lugar la Misa en la capilla, donde pedimos especialmente por Beatriz, teniendo a continuación la cena.

El poco tiempo libre que nos queda después de tan ajetreado día se aplica sobre todo en avanzar en algún trabajo pendiente, aprovechar para estudiar las asignaturas que cursamos y lo más habitual, que es la lectura y el deporte, haciendo nuestro el lema “mens sana in corpore sano”.

Antes de acostarnos tenemos el concierto en cubierta, presidido por el sr. Comandante donde la banda de música nos brinda un rato de relajación y divertimento con sus canciones, desde marchas militares hasta canciones actuales que consiguen arrancar la letra a la audiencia.

Me despido mandando un fuerte abrazo a toda mi familia y especialmente a María, agradeciendo su apoyo y esperándoles a nuestro regreso. Nos encomendamos a la Virgen del Carmen para que su manto nos proteja, nos guíe y nos devuelva a buen puerto.

En la mar, a bordo del B. E. "Juan Sebastián de Elcano", a 30 de enero del 2024,

El GM1º Ramón De Meer Méndez.

]]>
<![CDATA[ Cuaderno de bitácora / 2024-01-28 / Bitácora ]]>

Comienza la singladura siguiendo con la toma de muestras de sísmica, en el mar de Hoces al norte de isla Livingston.

Hoy, domingo, nuevamente por iniciativa del Segundo Comandante, un equipo compuesto por él, la capitán enfermera (Marta), la teniente médico (Elena), la oficial de Seguridad Interior (María) y la oficial Comunicaciones (Yo, Cristina) hemos preparado la comida para toda la dotación y científicos. La idea es que, el personal de cocina pueda descansar – al menos - durante una mañana y por tanto el siguiente domingo cocinará otro equipo voluntario. El menú ha consistido en berenjenas rellenas y atún a la plancha con ensalada, cada uno realizando diferentes cometidos para asegurarse de que llegábamos a tiempo a la hora establecida, sintiéndonos un poquito como en “Master Chef”. Ha sido una propuesta muy divertida, diferente y sobretodo, por una buena causa.

Por otro lado, tal día como hoy en el año 1989, en Bahía Palmer (Antártida), naufragó tras encallar en unos bajos el buque polar de la Armada Argentina “Bahía Paraíso” que, años atrás había desempeñado varias misiones, como buque hospital en la guerra de las Malvinas. Nuestros compañeros del BIO Las Palmas, que se encontraban en la zona en plena Campaña Antártica, se implicaron de tal manera en el auxilio que, a pesar de las malas condiciones meteorológicas consiguieron rescatar a todos y cada uno de los tripulantes. En reconocimiento a aquella gesta, la Armada Argentina regaló una placa de bronce al buque que, todavía continúa instalada en un mamparo de la cubierta del buque. El BIO Las Palmas, pasó en 2015 de ser buque de investigación oceanográfica a buque auxiliar, tras haber realizado 15 Campañas Antárticas.

Rinde la singladura sin más novedad.

]]>
<![CDATA[ Vida a bordo / 2024-01-28 / Vida a Bordo ]]>

Leía ayer por la noche un capítulo de El Quijote, tratando de encontrar en Cervantes el amigo que me reuniera con Morfeo. El episodio concluía de una manera verdaderamente emblemática: caía la noche y don Quijote velaba, recostado sobre un árbol, atento a cualquier peligro. Sancho, por su parte, hacía tiempo que dormía, ajeno a las banales preocupaciones de este mundo.

Horas antes de que despuntara el alba, nos poníamos en pie mis compañeros y yo para realizar la guardia de meteorología. Era domingo, por lo que debíamos preparar una conferencia meteorológica sobre el día que nos aguardaba para exponerla al señor Comandante. Tras no pocos avatares, conseguimos presentar nuestro trabajo con éxito, cosechando innumerables felicitaciones por parte de la oficialidad. El esfuerzo, que se había prolongado desde las cuatro de la madrugada hasta las once de la mañana, había obtenido su recompensa: la íntima satisfacción del deber bien cumplido.

Los domingos es tradición organizar una comida en cubierta. Este primer domingo, la responsabilidad de saciar nuestros voraces estómagos recaía sobre los oficiales. Decidieron sorprendernos con una españolísima paella, seguida de un combinado de criollos y patatas. La realidad finalmente superó cualquier expectativa, y los guardiamarinas pudimos disfrutar de nuestra primera comida en cubierta, acariciados por los cada vez más ecuatoriales rayos del sol.

Después adelanté trabajo para la recalada oceánica que daré dentro de dos días. Asistí a la Santa Misa y a continuación cené. Debía acostarme pronto, pues esa noche también tendría guardia.

Me despido como don Quijote, velando en el puesto que me ha sido encomendado, y deseando que los lectores, todavía desconocedores de estas línea, descansen plácidamente como Sancho.

Ojalá la Virgen del Carmen cuide de nosotros en nuestra singladura.

En algún lugar del Atlántico, a bordo del B. E. “Juan Sebastián de Elcano”, de a 28 de enero de 2024,

GM1º Javier de Zulueta Cuquerella.

]]>
<![CDATA[ Cuaderno de bitácora / 2024-01-26 / Bitácora ]]>

Comienza la singladura siguiendo con la toma de muestras de sísmica, en el mar de Hoces al norte de isla Livingston.

A primera hora de la mañana se recoge el cañón de sísmica para acometer unas reparaciones y mantenimientos tras prácticamente dos semanas en funcionamiento.

A las 11h, damos comienzo a un ciclo de conferencias a bordo, impartidas por algún miembro de la dotación o científico sobre cualquier asunto de interés general. El primero en estrenarse ha sido el doctor Andrés Rigual de la Universidad de Salamanca con una conferencia sobre el fitoplancton, desconocido para la gran mayoría de nosotros. El fitoplancton es un conjunto de micro organismos acuáticos y existen gran variedad de ellos. En concreto, nos ha hablado sobre las diatomeas, que se encuentran mayoritariamente en las zonas polares como la Antártida. Andrés, es uno de los investigadores principales del proyecto “Penant”, en particular de uno de los sub-proyectos denominado “Baseline” que se está desarrollando actualmente a bordo. Este, tiene como uno de los objetivos principales determinar la distribución de diatomeas en sedimentos de la Península Antártica para, según eso, poder ver la distribución a lo largo de la historia y reconstruir el ecosistema marino del pasado.

A media tarde, se larga de nuevo el equipo para continuar con las mediciones.

Estos días están siendo un poco más monótonos, ya entrados en plena rutina de la navegación. Las condiciones meteorológicas cambian rápidamente y, cuando lo permiten, aprovechamos sobre todo, para hacer deporte en el tiempo libre. Mañana, sábado, el Segundo Comandante ha querido romper un poco la rutina y junto con algunos pinches, va a hacer tortitas para todos para desayunar. ¡Qué rico!

Rinde la singladura sin más novedad.

]]>
<![CDATA[ Vida a bordo / 2024-01-25 / Vida a Bordo ]]>

Comienza la tercera singladura del tránsito en demanda del puerto de Fortaleza alcanzando ya latitudes próximas al archipiélago de Cabo Verde a bordo del buque-escuela Juan Sebastián de Elcano. Navegamos hacia el ecuador para posteriormente cruzar el Atlántico.

La vida a bordo para dotación y alumnos trascurre con normalidad cumpliendo con lo estipulado en el horario general de las Damas y Caballeros Guardiamarinas y con las exigencias de las guardias de mar. A lo largo del día los guardiamarinas han tomado sus observaciones al sol a la hora de la meridiana, a fin de lograr obtener una situación del buque, poniendo en práctica los conocimientos adquiridos en las clases de navegación.

Se realizan también a lo largo del día diversas maniobras en cubierta y en los palos para dar y ajustar el aparejo del buque en función de los vientos que nos encontramos y que son fundamentales para la correcta navegación a vela y por ende para el adiestramiento de los guardiamarinas.

Nos despedimos acordándonos de nuestros familiares y amigos, deseando llamarlos para contarles todas nuestras vivencias a bordo.

Finalmente, nos encomendamos a la Virgen del Carmen para que nos acompañe y nos proteja en esta travesía.

En la mar, a bordo del B. E. “Juan Sebastián de Elcano”, a 25 de enero de 2024,

GM1º Álvaro Fernández y GM1º Martín Vivanco

]]>
<![CDATA[ Cuaderno de bitácora / 2024-01-23 / Bitácora ]]>

Comienza la singladura siguiendo con la toma de muestras de sísmica, en el mar de Hoces al norte de isla Livingston.

Por la mañana, el Comandante y yo, la Oficial de Información Pública, hemos realizado una videoconferencia con el colegio La Salle de Barcelona para sus alumnos de FP, casi 200 personas. La conferencia, titulada “Apoyo a la ciencia española en la Antártida” ha sido impartida por el CN Javier Moreno, Comandante Naval de Barcelona y antiguo Comandante del Hespérides, el Director de la UTM, Jordi Sorribas y finalmente ha intervenido el Comandante. Siempre es un placer poder acercar nuestra labor y misión - muchas veces desconocida - a la sociedad española.

Por otro lado, contaros que, aquí a bordo, ya empiezan los preparativos de Carnaval. El Segundo Comandante ya ha publicado en la orden diaria, el concurso de disfraces que vamos a realizar para mantener la tradición de estas fechas. La temática es libre y se permite participar por grupos. ¿Lo mejor? No solo habrá un ganador, sino que se premiará la originalidad, la dificultad, la calidad y… el desparpajo. Para la realización de los disfraces se puede utilizar cualquier material que se encuentre… ¡a dejar volar la imaginación!

Rinde la singladura sin más novedad.

 

]]>
<![CDATA[ Vida a bordo / 2024-01-23 / Vida a Bordo ]]>

En el día de hoy nos despedimos del puerto de Las Palmas de Gran Canarias en magnífica compañía de nuestros compañeros del BAM RAYO, los cuales nos han acompañado durante unas millas, mientras que a su vez un helicóptero del 802 escuadrón perteneciente al Ejército del Aire y del Espacio lo hacía por aire, así como diversos veleros particulares mostrando una vez más el gran afecto y cariño recibido por parte de la ciudad de Las Palmas durante toda nuestra estancia en tierra.

Este será el último puerto nacional que tocaremos hasta nuestro regreso a España el 12 de julio. Comenzamos pues la travesía oceánica en demanda del puerto de Fortaleza, Brasil, que tendrá una duración de 20 días de navegación.

Tras la retirada de Babor y Estribor de guardia, los GGMM y dotación nos dispusimos hábilmente a comenzar la maniobra general para dar el conocido aparejo “de cuchillo”, mismo tipo de aparejo que habíamos dado exactamente 10 días antes, en la salida del puerto de Cádiz el pasado 13 de enero.

Nos despedimos acordándonos mucho de nuestras familias, amigos y seres queridos y enviándoos un fuerte abrazo, en especial a la pareja del GM1º Calderón Bernal y a su hija Candela. También nos acordamos de los padres del GM1º Márquez Franco y de su novia Blanca, cuyo apoyo ha sido y es esencial para que pueda estar disfrutando de este XCVI Crucero de Instrucción. Por último, de igual manera enviarle un fuerte abrazo a la familia del GM1º Díaz del Río Triguero, en especial a su hermano Ángel, que siguen con gran entusiasmo este Crucero, y a sus compañeros y amigos de 4º curso de la Escuela Naval Militar.

A todos ellos, muchas gracias por vuestro apoyo desde territorio nacional.

En la mar, a bordo del B. E. “Juan Sebastián de Elcano”, a 23 de enero del 2024, 

GM1º Márquez Franco y el GM1º Díaz del Río Triguero.

]]>
<![CDATA[ Cuaderno de bitácora / 2024-01-22 / Bitácora ]]>

Comienza la singladura tomando las primeras muestras de sísmica, en el mar de Hoces al norte de isla Livingston.

Los científicos nos han solicitado seguir un patrón en forma de cuadricula, líneas Este-Oeste y Norte-Sur. Una vez en el extremo, para realizar los cambios de rumbo debemos tener muchísima precaución ya que, llevamos remolcado por la popa un equipo de casi 2 km que nos obliga a realizar las caídas muy lentamente. Por ello, navegamos en condición de “maniobra restringida” según el Reglamente Internacional para Abordajes en la Mar (RIPAM) lo que nos obliga a llevar una señal de bola-bicono-bola (de día) o tres luces roja-blanca-roja en el palo (de noche o en baja visibilidad), asimismo, lo señalizamos en el AIS para que todo buque en aproximación pueda verlo y apartarse de nuestra derrota por tener mayor capacidad para gobernar.

Además, debemos tener también especial cuidado con los témpanos y los “gruñones” y maniobrar para no pasar cerca con mayor antelación de lo normal. Los témpanos son masas de hielo flotante a la deriva que se han desprendido de un glaciar, así como los “gruñones” pero estos se caracterizan por tener una parte visible muy pequeña que incluso en ocasiones se esconde con la ola y todos estos pueden llegar a ser por debajo del agua hasta 8 veces su tamaño.

Rinde la singladura navegando con las mismas condiciones sin más novedad.

 

]]>