Vida a Bordo

ATALANTA BAA "Castilla" (L-52)

OP. ATALANTA.- B.A.A. "Castilla" (L-52)
OP. ATALANTA.- B.A.A. "Castilla" (L-52)
×
1 / 1
OP. ATALANTA.- B.A.A. "Castilla" (L-52)
ADIESTRAMIENTO   

Vida a bordo, 29 de marzo de 2021

 

Nos hacemos a la mar después de nuestra estancia en el ya conocido puerto de Salalah, en el Sultanato de Omán, donde hemos celebrado el Domingo de Ramos, inicio de nuestra Semana Santa. Una parada siempre agradecida por la dotación ya que, aunque no salimos a tierra, la mayoría aprovecha para ponerse al día con la familia, descansar y sobre todo, desconectar. A parte del personal que monta guardia en puerto, el resto de la dotación realiza diferentes actividades que hacen que el día se pase volando: sol en cubierta de vuelo, lectura y escuchar música al aire libre, partidos de volley, película en cubierta de vuelo, etc. Una parada merecida y un soplo de aire fresco que nos hace coger fuerzas para continuar.

Hoy queremos hacer una mención especial al personal de dotación encargado de hacer posible una de las muchas misiones que realizamos a bordo: las operaciones de vuelo. A bordo contamos con dos tipos de aeronaves; por un lado un helicóptero de la 3ª Escuadrilla y por otro, los aviones no tripulados de la 11ª Escuadrilla. Las operaciones de vuelo involucran a toda la dotación del buque: personal de puente, máquinas, Seguridad Interior, CIC, cubierta, aprovisionamiento, personal de mantenimiento y dotaciones de vuelo. Como siempre, todo el barco remando en la misma dirección para cumplir la misión encomendada.

Gracias a todos una vez más por vuestra gran labor.

Finalizamos nuestra estancia en Omán poniendo rumbo al Cuerno de África en plena Semana Santa. Echando en falta el olor a incienso, los cirios, los tambores y las cornetas, ponemos rumbo Sur hacia la costa de levante de Somalia y después de 17 días de navegación recalaremos en las Islas Seychelles. Uno de los puertos de descanso más esperados por la dotación.

Documento sin título

 

Finaliza una nueva singladura entrando en el puerto de Djibouti en el que aún permanece el aroma a despedida de nuestros compañeros de la Fragata Reina Sofía que partió hace ya un mes rumbo a casa. ¡Cómo pasa el tiempo!.

Los días previos a la entrada en puerto el buque aprovechó para realizar algunas actividades que sirvieron de distracción y motivación para la dotación. La más destacada sin duda fue el cine en cubierta de vuelo con perrito caliente y refresco que gustó mucho a toda la dotación. Por otro lado, han comenzado las competiciones deportivas como crossfit, voleybol, ping pong y de juegos de mesa como tute, mus, trivial, dominó, ajedrez y póker, entre personal de dotación para fomentar las relaciones entre todos.

En Djibouti hemos desembarcado el Force Commander portugués con su Estado Mayor de la 36ª rotación de la Operación Atalanta. El almirante portugués ha destacado la coordinación e integración entre su estado mayor y la dotación del barco durante la operación. También hemos despedido el equipo operativo de seguridad (EOS) del Tercio Armada que se llevan un pedacito en nuestra memoria por todos los momentos vividos en este último mes junto a ellos. Además en estos días de puerto se incorporaron nuestros compañeros de la Fuerza de Guerra Naval Especial procedentes de Cartagena que estarán con nosotros hasta el final de la misión.

Volvemos a hacernos a la mar con la ilusión de todas las nuevas aventuras que aún nos quedan por la proa. Nuestro próximo puerto será Salalah en el Sultanato de Omán, pero, ¿cuántas buenas nos cosas nos quedarán por vivir antes de volver a entrar en puerto? De momento, disfrutemos del día de San José y del padre. Agradezcámosles el cariño, el amor y la dedicación, la preocupación constante por sus hijos, que aún en la distancia es leal, desmedido y sincero. Gracias papá.

Documento sin título

Vida a bordo, 13 de marzo de 2021

 

Continúa nuestra singladura navegando al norte del Cuerno de África en demanda de las proximidades del puerto de Djibouti. La meteorología nos favorece durante nuestro viaje.

Navegamos próximos a costa, a unos 4 kilómetros de las playas de Somalia. Esto permite que se nos vea bien desde la orilla así como controlar los movimientos de las embarcaciones existentes en algunos puntos de la costa somalí. Además, la cercanía a costa nos facilita observar el paisaje de la zona del levante africano. Sorprende enormemente la diferencia que existe entre la zona sur y la norte. Mientras que en la parte sur predominan playas y llanuras infinitas, una vez se cruza el Cuerno de África el Castilla parece un pequeño punto frente a las inmensas montañas que forman en primera línea de playa, con alguna zona verde en este época del año.

La actividad en la zona es alta. Abunda la presencia de pesqueros que, próximos a costa, pasan varios días navegando en barcos que a veces cuesta creer que puedan incluso flotar para, en ocasiones, no obtener ninguna captura. ¡Qué afortunados somos por haber nacido en España!

Continuamos en demanda del puerto de Djibouti y durante los periodos de menos actividad y libres de guardia, la dotación aprovecha para hacer deporte y pasear por la cubierta de vuelo, una bocanada de aire fresco para todos y recompensa al esfuerzo y buen hacer del buque.

Documento sin título

Vida a bordo, 08 de marzo de 2021

 

Seguimos cumplimentando la misión asignada, patrullando la costa de levante somalí, con unas condiciones meteo favorables para la navegación. Realizamos vigilancia de superficie con aproximaciones a los pesqueros que faenan en la zona con las embarcaciones que llevamos a bordo.

 

Ayer la dotación pudo disfrutar con gran entusiasmo del derby futbolístico entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid, que congregó a gran parte del personal en el hangar e hizo más ameno un domingo en la mar.


Continuamos navegando con rumbos de componente norte por la costa Este de Somalia, con marejada, viento fresquito del nordeste y buena visibilidad.

Documento sin título

Vida a bordo, 03 de marzo de 2021

 

Volvemos a hacernos a la mar tras nuestra segunda recalada en lo que llevamos de despliegue. En esta ocasión nos despedimos de Salalah (Omán), una ciudad con encanto de la que no hemos podido disfrutar al continuar sin poder salir del buque y no poder pisar tierra firme.

 

Estos breves periodos de tiempo sirven para realizar tareas que no podemos llevar a cabo mientras navegamos, como puede ser la carga de víveres o sacar basuras. De la misma forma, la dotación consigue “desconectar” del ritmo de trabajo que se realiza en la mar, sin descuidar, claro está, la seguridad y operatividad de nuestro buque.

 

En los días venideros continuamos centrados en los objetivos que tenemos encomendados dentro de la misión y aprovecharemos además para continuar con ejercicios de adiestramiento, tanto internos como externos en colaboración de marinas de otros países.

 

Nuestra próxima singladura la afrontamos con mar en calma, cielos despejados y buena visibilidad en demanda de la Cuenca de Somalia.

Documento sin título

Vida a bordo, 19 de febrero de 2021

 

Dejamos atrás la primera de nuestras estancias en el puerto de Djibouti. Han sido pocos días pero suficientes para “cargar pilas” de cara a lo que nos viene por la proa. Afrontamos ahora varias semanas de navegación en las que continuaremos sirviendo de escolta a los mercantes que transitan por el Golfo de Adén, además de realizar ejercicios con armadas de otros países. Estas maniobras permiten mejorar el adiestramiento de nuestra dotación, además de que suponen un impulso positivo en las relaciones entre las marinas y gobiernos de ambos países.

 

A bordo continúa el adiestramiento y un plan de limpiezas diarias para mantener nuestra “casa” lo más acogedora y limpia posible. Se siguen realizando mantenimientos de los equipos durante el día y la noche. Estos son imprescindibles para asegurar un adecuado funcionamiento de los sistemas durante todo el despliegue. Especial reconocimiento esta semana para nuestro “Equipo de Reparaciones”. Trabajan, literalmente, 24 horas para solucionar cualquier contingencia que se produce a lo largo del día y de la noche.

 

Todo esfuerzo tiene su recompensa. Por eso a día de hoy agradecemos el intenso esfuerzo que se ha realizado a bordo desde el pasado mes de septiembre para adecuar y mejorar las zonas comunes y de habitabilidad donde la dotación puede descansar y tener sus momentos de esparcimiento después de sus vigilancias. Continuamos navegando con la Cruz del Sur marcando el camino en la oscura noche, con marejadilla de aleta, viento fresquito, cielos despejados y buena visibilidad, en demanda del cuerno de África.

Documento sin título

Vida a bordo, 12 de febrero de 2021

Continúa nuestra singladura a bordo del BAA Castilla por aguas del Mar Rojo en demanda del estrecho de Bab el Mandeb.

Nos encontramos navegando en una zona de intenso tráfico marítimo de buques mercantes, pescadores y militares; lo que provoca que las guardias de nuestro personal de puente y CIC sean más demandantes, si cabe, para asegurar la seguridad en la navegación. Por la noche además de verse algunas zonas costeras, buques gaseros, petroleros, etc; se pueden ver a pocas millas el elevado número de plataformas petrolíferas que existen en la zona. Se distinguen fácilmente porque están repletas de luces y tienen una gran llama de fuego que hace que sea imposible su confusión. Las noches, al igual que pasa en los tránsitos por los vastos océanos, son tan despejadas que se aprecia fácilmente el “vaso de leche derramada” que da nombre a nuestra galaxia, la vía láctea.

Hace pocos días nos encontrábamos en aguas del mediterráneo, donde la temperatura y la sensación térmica son similares a las que tenemos en la península. La mayoría de nosotros a día de hoy sin embargo, hemos optado por sustituir la faena de manga larga por camisas de manga corta, intentando arañar algo de frescor en las altas temperaturas y fuerte humedad que predomina en la zona y que nos acompañará durante los siguientes meses.

Desde la pasada noche hemos estado en contacto con unidades de la marina de Egipto. Aprovechando nuestro paso por las cercanías de su costa, hemos realizado algunos ejercicios para adiestramiento de nuestra dotación y colaboración con este país amigo como: aproximaciones de aprovisionamiento, aterrizaje de un helicóptero egipcio a bordo, formaciones, etc.

La vida a bordo es incesante. El personal trabaja a diario por mantener en perfecto estado de operatividad y limpieza el buque. Para ello, se realizan trabajos a diario que permiten que el barco se mantenga limpio y agradable para la vida a bordo. Mención especial la del día de hoy para la gente de nuestro Servicio de Máquinas. Trabajan a diario no solo en las cámaras de máquinas sino también solucionando los problemas con la red eléctrica, alumbrados, atascos, servicio de agua potable, prevención de incidencias durante la navegación y muchas otras cosas más que hacen que la vida a bordo sea mejor.



Documento sin título

Vida a bordo, 08 de febrero de 2021

Continuamos demanda al Mar Rojo y al Estrecho de Bab el Mandeb con la vista puesta en el paso por el Canal de Suez.

Hace tres días que dejamos por la popa el puerto cretense de Souda, desde entonces hemos aprovechado el tránsito para realizar a bordo ejercicios con la unidad aérea embarcada y el Role 2. El objetivo de estos no es otro que cohesionar y perfeccionar las acciones que se toman a bordo durante las operaciones aéreas y médicas. De esta forma, creamos un equipo de trabajo adiestrado y preparado para cualquier contingencia. Para ello, aprovechando el buen tiempo que llegó la semana pasada para quedarse, se realizaron vuelos nocturnos y ejercicios de tiro.

Por otro lado, nuestro equipo médico del Role 2 ha aprovechado el tránsito para preparar los quirófanos del hospital y hacer prácticas de emergencia sanitaria. Trabajan día y noche para asegurar unas capacidades médicas a bordo que permitan a la dotación mantener una buena salud, con la dificultad añadida de que seguimos en tiempos de Covid.

Esta noche comenzamos a cruzar el Canal de Suez y probablemente continuaremos en aguas egipcias hasta el ocaso. Dejamos atrás por unos meses nuestra cultura y el mediterráneo para adentrarnos en el Mar Rojo. Una región del planeta llena de leyendas y mitos. Una experiencia única e inolvidable. La primera vez para muchos de nosotros y algo “rutinario” para algunos compañeros con más de 30 años de servicio a sus espaldas. Las vistas dejarían a cualquiera boquiabierto: desiertos infinitos, mezquitas, grandes ciudades, monumentos a la guerra y pequeñas barcas de pescadores; por la proa: el canal, más allá Djibouti y nuestros amigos de la Fragata Reina Sofía con los que coincidiremos allí. Vientos largos y mar de popa compañeros, nos vemos en pocos días.

Documento sin títuloVida a bordo, 06 de febrero de 2021

Hace una semana que por fin nos hicimos a la mar. Tras unos meses intensos de alistamiento, vacunaciones, test para la detección del Covid-19 y confinamientos; zarpamos el pasado sábado 30 de enero a bordo del “BAA Castilla” con una única premisa: contribuir con nuestro granito de arena en la defensa de los intereses económicos y comerciales de España y de Europa.

Los primeros días el Mediterráneo nos recibió con fuerza, recordándonos a todos que “ningún mar en calma hace experto a un marino”. Aunque la fuerte marejada y el viento frescachón que nos dio la bienvenida los primeros días, remitieron cuando nos encontrábamos tanto avante con las Islas Baleares.

Tras 6 días de navegación recalamos en el puerto de Souda en la isla de Creta para hacer combustible. Sin duda, fue un aliento de aire fresco para la dotación que, aunque el trabajo continuó, pudo contemplar el espectacular paisaje de este puerto de la isla cretense donde en una misma panorámica se podía ver el agua cristalina del mar y la sierra nevada con picos de hasta 2400 metros de altura.

El ambiente a bordo es sencillamente inmejorable. Una dotación que se despierta motivada a diario y con ganas de ayudar en la resolución de cualquier situación que se produzca a bordo. El gimnasio que se ha montado en el garaje permite ponerse en forma a toda la dotación con elípticas, máquinas de correr, pesas, barras de dominadas, mesa de ping pong, etc.

No puedo finalizar estas líneas sin agradecer el magnífico trabajo de nuestra gente de cocina que se esfuerza a diario para sorprendernos con unos platos dignos de pagar en un restaurante. ¡Estáis haciendo un trabajo excepcional!

Así ha comenzado nuestra navegación según la derrota prevista. Continuamos a rumbo SE, marejadilla y viento del NE, con buena visibilidad, en demanda del Canal de Suez.

    

Este sitio web está gestionado por la Armada Española y utiliza cookies propias y/o de terceros para la publicación de contenidos web a través de la recolección de información de los datos personales de tipo: idioma de presentacion, si el usuario está en una nueva sesión o visita, distinguir usuarios y sesiones, procedencia web.

Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee.

Si pulsa el botón "aceptar cookies", se considera que acepta su uso. Encontrará más información, incluida información sobre cómo configurar las cookies, en nuestra Política de Cookies.

Aceptar seleccionadas Política de cookies